Archivo de la etiqueta: Cotilleo

Hoy salgo del armario

Estándar

Hoy salgo del armario. Por muchos años he negado mi verdadera naturaleza y llevar esta doble vida me estaba causando mucha tensión. Compraba la Vogue, me ponía una comedia romántica pero todo esfuerzo era infructuoso y es que por mucho empeño que le ponga, por mucho que me esfuerce… reconozco que soy una nerd.

Mis primeras muestras de lo que yo llamo nerdiness o nerdinez se remontan al colegio. De aquella mi mayor ilusión era tener un telescopio y en esas cosas estaba yo cuando me dio por colocar estrellas fluorescentes en el techo. Pero no de cualquier manera no. Yo me dediqué a colocarlas formando constelaciones, intentando mantener su posición relativa, lo más parecido a como las observamos en el hemisferio norte que una no hace las cosas de cualquier manera. Con 10 años no te paras a pensar si hacer eso es muy normal, lo haces y punto.

En el instituto mis sospechas comenzaron a definirse y a crecer. Tengo que decir que mis gafas de 6 dioptrías (de aquella), mis plantillas para los pies planos, mi sobrepeso y mi horroroso aparato de dientes no me ayudaron nada de nada. Además admitir delante de toda la clase mi admiración por los renacentistas y hacer trabajos extras sobre la Luna para Ciencias Naturales no es de las cosas más normales del mundo. Por fortuna durante un par de años pude camuflarme entre las fans de los Backstreet Boys y las Spice Girls pero mi nerdinez se acrecentaba inevitablemente.

Decidí estudiar geología. Podía haber sido peor, podía haber sido informática, física o (Cthulhu me libre) matemática. Durante esos años jugaba al World of Warcraft y a casi todas sus expansiones y leía a Terry Pratchett o Tolkien, Pero eso es normal me decía, WoW es un juego muy divertido y la fantasía un género literario muy respetable. Y entonces voy y decido especializarme en Ciencias Planetarias.

262959_1966423085176_3360707_n

Yo en 2011 en todo mi esplendor nerd minutos antes del lanzamiento del cohete Abigale I en Graz, Austria.

Ahora sí, rodeada de nerds de los de verdad yo me creía del grupo de los guays porque no me gusta La Guerra de las Galaxias y no veo Star Trek. Pero el otro día pasó. Estaba aburrida delante del ordenador, no sabía que ver en Netflix y decidí ver Battlestar Galáctica… y me moló. En ese momento puse en pausa la serie y me dije a mí misma:

“Honestamente Abi, eres una nerd, sí, una friki de tomo y lomo. De nada sirve que lo niegues, que te pasees con la Vogue por ahí, que te hayas puesto lentillas o que digas que no te gusta hablar del espacio. Todos saben que mientes. Así que déjate de hacer la choni y sal del armario de una vez”.

Así que aquí estoy. Soy una orgullosa mujer nerd. Reconozco que me gusta leer ciencia, que he hecho cosplay al menos una vez y que repetiré, que mi noche perfecta es jugar al Guitar Hero y beber cerveza. Reconozco también que a veces animo al vikingo a trabajar los fines de semana para yo poder jugar al Left4Dead o al Diablo. Y que ni bomberos ni ejecutivos, para mí no hay nada más sexy que un tío hablando de física teórica, de películas de serie B o de videojuegos.

2013-04-28 14.33.25

En el festival de Ciencia Ficción de Londres el año pasado.

Así que desde aquí hago un llamamiento que espero que llegue a todos los rincones del Sistema Solar… ¡¡¡Mujeres nerd del mundo… uníos!!!

Un beso corazones…

Anuncios

Por qué no tengo novio…

Estándar

Hoy voy a responder a una de esas preguntas que más de uno sé yo que se ha hecho (y me han hecho) en muchísimas ocasiones. Por qué no tengo novio… (si soy guapa suelen apostillar después).

Si yo hubiera nacido hombre lo más probable es que a nadie le importara si tengo pareja o no la tengo. Pero soy mujer y eso convierte mi vida sentimental en un asunto de interés y curiosidad.

Se han formulado diversas hipótesis al respecto… hay quien me considera una especie de “femme fatale” (gracias), otros dirán que soy feminista, alguno incluso sugirió que soy “demasiado lista” para que un hombre me soporte… no sé cada uno se habrá montado su película pero muy pocos (o casi nadie) pensó en la respuesta más obvia: estaba demasiado ocupada poniendo mi vida en orden como para tener pareja. Y es que la vida es cuestión de decisiones. En mi caso siempre tuve muy claro lo que quería ser en la vida, que se resume a ser feliz. Para ser feliz necesitaba conocerme y realizarme como persona, y eso es un viaje que debía hacer sola. Durante ese proceso viajé bastante, conocí nuevas gentes y culturas, re-descubrí mi pasión por la ciencia y tuve muy claro a dónde quería llegar antes de dar el siguiente paso.

Mucha gente no siente esa necesidad y con tener familia, amigos y trabajo ya se siente completo pero para mí eso no es suficiente. Siempre tuve la sensación de que jamás haría feliz a nadie si primero yo no me sentía profundamente realizada. Aún así, debo admitir que por presión social más que inquietud personal, tuve algunas parejas aunque casi desde el principio tenía la certeza de que no iban a funcionar. Ojo que cuando sigo presión social no digo que haya personas concretas que me hayan presionado, sino que la sociedad en su conjunto te hace creer que como mujer si no tienes pareja eres rara.

Así que tuve parejas y me niego a decir que esas relaciones fueron una equivocación porque no es verdad. Aprendí, y mucho. Y las mayores lecciones fueron algo muy simple: la paciencia es una virtud y todo llega a su debido tiempo. Así que es inútil forzar algo cuando no se está preparado.

Hoy en día creo que he llegado a donde debía llegar en esta etapa y como siempre que se consigue un objetivo me encuentro feliz y realizada (achievement unlocked, 15000XP) y sobre todo, lista para pasar al siguiente nivel. ¿Qué me deparará el siguiente nivel? Pues más retos, preocupaciones y logros, eso seguro y quizás, ahora sí, si se da el caso, un buen mozalbete.

Un beso corazones.