Archivo de la etiqueta: Biografía

Carmina Virgili

Estándar

Se acerca el día de la Mujer Trabajadora así que creo que es un buen momento para escribir una de mis entradas sobre mujeres científicas. En esta ocasión escribo la historia de una mujer española, geóloga y que ha además de una gran investigadora ha participado activamente en política: Carmina Virgili.

Carmina Virgili i Rodón nació en Bacelona en 1927. Se doctoró en Ciencias Naturales por la Universidad de Barcelona en 1956. Aunque hoy en día ser geóloga tampoco es que sea algo muy revolucionario, en España en aquellos tiempos el papel de la mujer era principalmente el de madre, amante esposa y cuidadora. Estudiar una carrera, más aún una carrera predominantemente masculina y aún doctorarse era algo excepcional. Existe una anécdota que ilustra perfectamente esta situación. Estando Carmina realizando trabajo de campo en compañía de su madre en Tarragona un hombre se les acercó al observar a la joven Carmina dando brincos por las laderas. El hombre preguntó a su madre a qué se debía el comportamientod de su hija y cuando la madre le respondió que era un trabajo científico el hombre escribiendo algo en un papel comentó: ” Tenga, señora, lo que hace su hija no es para una señorita. Que vaya de mi parte a la dirección de esta modista y le darán un buen trabajo”.

1416868159_874311_1416868506_noticia_normal

Carmina fue la primera mujer catedrática en la Facultad de Geología de la Universidad de Oviedo (1963), y tercera en España. También fue catedrática de estratigrafía por la Universidad Complutense de Madrid (1968), Decana de la Facultad de Ciencias Geológicas (1977-1980) y miembro fundador del Grupo Español de Sedimentología y del Grupo del Mesozoico. Trabajó además fuera de España como profesora asociada en la Universidad de Estrasburgo y fue vicepresidenta de la Sociedad Geológica de Francia. Sus alumnos y compañeros recuerdan de ella su gran energía, su capacidad de liderazgo y su excelente calidad como profesora inspiradora y motivadora.

He escuchado muchas veces eso de que los científicos, y especialmente los geólogos, viven al margen de la realidad y raramente se meten en política. Este no fue el caso de Carmina Virgili. Se involucró en política y fue Secretaria de Estado de Universidades e Investigación durante el primer mandato de Felipe González y en 1996 fue elegida senadora del PSC por la provincia de Barcelona.

Escribió numerosas publicaciones y recibió varios premios, incluyendo la Cruz de Jorge.

Esta geóloga y política falleció hace apenas 4 meses y al parecer escribió su propia esquela donde dice que se va agradecida del afecto recibido por parte de su familia, compañeros, amigos y alumnos.

Feliz día de la Mujer Trabajadora.

Anuncios

Hoy salgo del armario

Estándar

Hoy salgo del armario. Por muchos años he negado mi verdadera naturaleza y llevar esta doble vida me estaba causando mucha tensión. Compraba la Vogue, me ponía una comedia romántica pero todo esfuerzo era infructuoso y es que por mucho empeño que le ponga, por mucho que me esfuerce… reconozco que soy una nerd.

Mis primeras muestras de lo que yo llamo nerdiness o nerdinez se remontan al colegio. De aquella mi mayor ilusión era tener un telescopio y en esas cosas estaba yo cuando me dio por colocar estrellas fluorescentes en el techo. Pero no de cualquier manera no. Yo me dediqué a colocarlas formando constelaciones, intentando mantener su posición relativa, lo más parecido a como las observamos en el hemisferio norte que una no hace las cosas de cualquier manera. Con 10 años no te paras a pensar si hacer eso es muy normal, lo haces y punto.

En el instituto mis sospechas comenzaron a definirse y a crecer. Tengo que decir que mis gafas de 6 dioptrías (de aquella), mis plantillas para los pies planos, mi sobrepeso y mi horroroso aparato de dientes no me ayudaron nada de nada. Además admitir delante de toda la clase mi admiración por los renacentistas y hacer trabajos extras sobre la Luna para Ciencias Naturales no es de las cosas más normales del mundo. Por fortuna durante un par de años pude camuflarme entre las fans de los Backstreet Boys y las Spice Girls pero mi nerdinez se acrecentaba inevitablemente.

Decidí estudiar geología. Podía haber sido peor, podía haber sido informática, física o (Cthulhu me libre) matemática. Durante esos años jugaba al World of Warcraft y a casi todas sus expansiones y leía a Terry Pratchett o Tolkien, Pero eso es normal me decía, WoW es un juego muy divertido y la fantasía un género literario muy respetable. Y entonces voy y decido especializarme en Ciencias Planetarias.

262959_1966423085176_3360707_n

Yo en 2011 en todo mi esplendor nerd minutos antes del lanzamiento del cohete Abigale I en Graz, Austria.

Ahora sí, rodeada de nerds de los de verdad yo me creía del grupo de los guays porque no me gusta La Guerra de las Galaxias y no veo Star Trek. Pero el otro día pasó. Estaba aburrida delante del ordenador, no sabía que ver en Netflix y decidí ver Battlestar Galáctica… y me moló. En ese momento puse en pausa la serie y me dije a mí misma:

“Honestamente Abi, eres una nerd, sí, una friki de tomo y lomo. De nada sirve que lo niegues, que te pasees con la Vogue por ahí, que te hayas puesto lentillas o que digas que no te gusta hablar del espacio. Todos saben que mientes. Así que déjate de hacer la choni y sal del armario de una vez”.

Así que aquí estoy. Soy una orgullosa mujer nerd. Reconozco que me gusta leer ciencia, que he hecho cosplay al menos una vez y que repetiré, que mi noche perfecta es jugar al Guitar Hero y beber cerveza. Reconozco también que a veces animo al vikingo a trabajar los fines de semana para yo poder jugar al Left4Dead o al Diablo. Y que ni bomberos ni ejecutivos, para mí no hay nada más sexy que un tío hablando de física teórica, de películas de serie B o de videojuegos.

2013-04-28 14.33.25

En el festival de Ciencia Ficción de Londres el año pasado.

Así que desde aquí hago un llamamiento que espero que llegue a todos los rincones del Sistema Solar… ¡¡¡Mujeres nerd del mundo… uníos!!!

Un beso corazones…

Ada Lovelace

Estándar

Lo que al principio era sólo una recomendación que yo dejaba aparcada en algún lugar oscuro de mi cerebro se ha convertido en una imposición más que recomendable, obligada. Junto con Envi, Photoshop, Illustrator etc etc ahora tengo que aprender un lenguaje de programación. Y como una no es una gran aficionada a la informática empecé a indagar qué era, para qué servía y un poco de historia. ¿Y que os parece? Me encontré con la interesantísima historia de una mujer del S.XIX cuyo padre además es alguien seguramente conocido por todos vosotros.

Ada Lovelace nació Augusta Ada Byron en Londres en Diciembre de 1815. Nació fruto del breve matrimonio entre Anna Isabelle Milbanke , Baronesa de Wentworth y el poeta romántico Lord Byron. Apenas un mes del nacimiento de Ada, su madre pidió el divorcio del poeta debido al extraño comportamiento, modales y forma de expresarse de su marido. Ante la sospecha de que sufriera algún tipo de desorden mental Anna y Ada se mudaron con los abuelos maternos en Leicestershire. Años después volverían a Londres.

Anna no era una madre especialmente amorosa aunque ante la sociedad intentara parecerlo. Todavía guardaba resentimiento hacia el que durante un año había sido su marido y temía que Ada hubiera heredado la pasión por la poesía de su padre a la que culpaba abiertamente de su oscuro comportamiento y sus manías. Es por ello que desde bien pequeña Ada fue instruída en ciencias y sobre todo en matemáticas y lógica. Toda inclinación por la literatura era desaprobada.  A pesar de los esfuerzos de su madre, Ada había heredado el espíritu rebelde de Byron y siempre mostró su amor por la poesía. Era además de salud endeble y enfermaba a menudo. Cuando apenas tenía 8 años sufría migrañas tan fuertes que le oscurecían la vision y con 14 años un brote de sarampión la dejó paralizada durante dos años.

Ada mantenía correspondencia con muchos nombres importantes del momento, incluyendo a Charles Dickens y a Michael Faraday entre muchos otros. En 1834 Ada ya era invitada a numerosos eventos y recepciones en la corte. Tenía aptitudes sociales, y era buena bailarina, muchos la describieron como una joven encantadora y delicada.  Tenía ciertas similitudes físicas con su padre pero, probablemente debido a la influencia de su madre, Ada se apresuraba a afirmar que no se parecían en nada y que además su padre no le gustaba. En 1835 se casaba con William King, Barón de King, conviertiéndose en baronesa. Durante este matrimonio tendría 3 hijos.

Pero su matrimonio no debía ser tan feliz  ya que a principios de los 40, Ada tuvo que lidiar con muchos escándalos. Desde rumores de infidelidades por su parte, debidos probablemente a su actitud amistosa y relajada con algunos hombres y, sobre todo, su adicción al juego. Junto con otros de sus amigos hombres intentó encontrar un modelo matemático que le permitiera ganar grandes apuestas. El método, obviamente no funció y dejó a Ada con numerosas deudas, siendo chantajeada por uno de sus amigos y, finalmente, confesandole a su marido el lío en el que se encontraba.

Uno de los amigos con los que Ada mantenía correspondencia desde muy joven era  un profesor de matemáticas en Cambrige con el que Ada escribía acerca de matemáticas, lógica  y finalmente de cualquier cosa. Charles Babbage había creado una máquina analítica que marcaría la transición de la aritmética mecanizada a la informática tal como la conocemos hoy en día, con fines más generales. La máquina utilizaba cartas perforadas para calcular funciones analíticas. Charles tuvo muchos problemas para financiar su fabricación, que realmente nunca fue terminada del todo, pero Ada Lovelace se interesó por su máquina y la promovió activamente.

En 184e, Louis Menebrea, un matemático italiano publicó en francés un estudio sobre la máquina analítica y Charles le pidió a Ada que se lo tradujera. Durante nueve meses trabajó en esta traducción a la que acompañó con numerosas anotaciones propias. A partir de sus notas, Ada sugirió a Babbage la creación de un método que permitiera a la máquina calcular los números de Bernouilli. Y lo creó. Y hubiera sido correcto si hubieran tenido el dinero para fabricar la máquina analítica. Bueno, me corrijo, la máquina finalmente muy terminada en Londres, lamentablemente en 2002.

Ada se adelantó a su época prediciendo que este tipo de máquinas serían capaces de crear música, gráficos y por su trabajo le concedió el “título” de la primera programadora de la historia.

En 1852 a la edad de 36 años un cáncer uterino posiblemente incrementado por las continuas sangrías a las que era sometida, ponía fin a la breve, pero intensa, vida de esta mujer. Fue enterrada junto a la tumba de su padre, al que nunca conoció. Tras casi un siglo cuyo legado comienza a ser realmente reconocido. Un lenguaje de programación fue llamado “Ada” por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Además desde 1998, la British Computer Society otorga una medalla con su nombre. Además desde 2008 se estableció una competición anual para mujeres estudiantes de informática.

Charles Babbage la llamaba cariñosamente, la Encantadora de Números. Os dejo con sus palabras:

“Forget this world

and all its troubles and if possible

its multitudinous Charlatans – every thing in short

but the Enchantress of Numbers.”

Un beso corazones.

 

Kathleen Lonsdale

Estándar

La University College de Londres (UCL) tiene un edificio que se llama Kathleen Lonsdale. Es precisamente en este edificio donde se encuentra el Centro de Ciencias Planetarias (CPS) donde tengo mi cubículo y donde me dedico a mi doctorado (aunque realmente yo estoy matriculada en el Birkbeck College situado a sólo unos cientos de metros). Todos los días al entrar por el pasillo que conduce hasta este edificio no puedo evitar mirar ese nombre y hasta hoy preguntarme “¿quien será esa tal Kathleen Lonsdale?”  Así que, con la sospecha más que infundada de que debía ser una científica importante, además de con la certeza de que siendo mujer su mérito era aún mayor, decidí investigar un poco sobre la vida y trabajo de esta mujer y conocer por qué una institución tan importante como la UCL puso su nombre a un edificio entero.

Kathleen Lonsdale

Kathleen Lonsdale fue una importante cristalógrafa. Primera mujer en ser elegida miembro de la Royal Society, primera profesora titular de la UCL y primera mujer presidente de la Unión Internacional de Cristalografía. Pero empezaré por el principio.

Kathleen Yardley (apellido de soltera) nació en Enero de 1903 en un pequeño pueblo irlandés llamado Newbridge en el condado de Kildare. Su familia era de origen humilde. Su padre, Harry, era un antiguo sargento retirado del ejército británico convertido en administrador de correos de la localidad y su madre Jessie de origen escocés, tenía un carácter muy fuerte y era profundamente religiosa. Kathleen y sus 9 hermanos mayores (3 chicas y 6 chicos) fueron educados en el credo baptista. Ella comentaría años después que sus primeros recuerdos fueron las misas en Newbridge y la escuela local donde aprendió a contar.  Pero durante aquellos Irlanda sufría de inestabilidad política así que Jessie decidió que la familia se trasladara a Essex, Inglaterra, cuando Kathleen tenía tan sólo 5 años de edad.

Kathleen estudió en el Instituto femenino del Condado en Ilford desde 1914 a 1915. Este instituto, sin embargo, no satisfacía el interés que despertaban en ella las matemáticas y las ciencias. Al parecer en aquella época no estaba muy de moda que las mujeres estudiaran ciencias. Así que nuestra protagonista tomó clases de física, química y matemáticas avanzadas en el Instituto masculino siendo la única chica en esas clases.

Sus logros académicos le valieron la Medalla de la Royal Geographic Society así como una beca del condado con la que pudo acceder al Belford College de Londres, universidad femenina donde se matriculó en matemáticas. Al finalizar su primer año decidió cambiarse a física. Fue una estudiante brillante pero también tenía otros intereses así que participó en otras actividades siendo secretaria de la Sociedad Musical. Se graduó con honores en 1922 y dado su impresionante trayectoria y su brillante porvenir el eminente cristalógrafo W.H. Bragg no dudó en ofrecerle un puesto en su grupo de investigación en la UCL. En 1923 Bragg y con él Kathleen se trasladaron a la Royal Institution.

Kathleen conoció a su futuro marido, Thomas Lonsdale cuando éste era estudiante de investigación en la UCL. Se casaron en 1927 y se mudaron a Leeds donde Thomas había encontrado trabajo. Kathleen (ahora Lonsdale), supongo que por amor y con deseo de formar una familia aparcó su trabajo y su investigación para dedicarse a las tareas del hogar. Tuvieron 3 hijos. Sin embargo, Thomas no quería que su mujer fuera una simple ama de casa y tampoco Kathleen debía estar muy por la labor así que retomó su investigación estudiando los cristales de hexametilo benzeno usando difracción de Rayos X. Determinó que la estructura en anillo de esa sustancia era plana, además de aproximar de manera bastante precisa sus dimensiones. El benzeno, por si no tenéis ni idea de lo que estoy hablando, es un componente químico orgánico muy importante. Aparece en combustibles para motores, disolventes, pinturas, también se utiliza para fabricar detergentes, productos farmacéuticos o explosivos entre otros muchos usos.

En 1930 la familia Lonsdale regresó a Londres donde Kathleen trabajaría en la Royal Institution. En 1931 tuvo lugar otro importante hecho en la vida profesional de nuestra científica: utilizando métodos espectrales de Fourier determinó la estructura del hexaclorobenzeno. Esta sustancia fue utilizada hasta principios de los años 60 en pesticidas.

Tanto Kathleen como su marido eran profundamente pacifistas y durante su tiempo en Leeds se convirtieron a la Sociedad Religiosa de los Amigos, más conocidos como cuáqueros. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial Kathleen se negó a registrarse para las tareas de defensa civil. La multaron y como también se negó a pagar la multa fue condenada a un mes en la cárcel de Holloway. A pesar de llevarse bien con muchos de los reclusos la verdad que ese mes no lo pasó muy bien. Tenía que limpiar y fregar las oficinas de los oficiales, tareas que le resultaban muy agotadoras. A los pocos días y tras realizar una un trabajo especialmente duro Kathleen sufrió un colapso. El director de la prisión permitió entonces que se les enviaran a ella y a sus colegas científicos material de investigación para que pudieran continuar con su trabajo científico por las tardes.  Tras abandonar la prisión hizo varias propuestas al director para mejorar las condiciones de vida de los reclusos, muchas de las cuales fueron tomadas en cuenta. Además se convirtió en una luchadora incansable por la Paz Mundial.

En 1945 Kathleen Lonsdale junto con Marjory Stephenson fueron las primeras mujeres en ser elegidas miembros de la Royal Society. Ser elegido miembro de esa sociedad científica con más de 3 siglos de antigüedad es uno de los logros más importantes a los que un científico puede aspirar.

Kathleen en 1949

Kathleen Lonsdale se convirtió en profesora del departamento de Química de la UCL además de directora del departamento de Cristalografía en 1949, siendo la primera mujer profesora titular en la UCL. Su grupo de investigación estudió las reacciones en estado sólido, los compuestos farmacológicos así como las composiciones de los cálculos de vejiga y de riñón. Además editó el Atlas de Cristalografía de Rayos X.

Nuestra protagonista también se convirtió  en 1966 en la primera mujer presidente de la International Union of Crystallography y en 1967 en la primera mujer presidente de la British Association for the Advadcement of the Science.

Trabajó incansablemente junto a su marido por la paz y por la reforma de las prisiones hasta que murió de leucemia en un hospital de Abril de 1971.

Como curiosidad, su nombre fue dado a la Lonsdalita un raro alótropo del carbono encontrado en algunos meteoritos.

Creo que esta mujer bien se merece el edificio con su nombre ¿no?

Un beso corazones.