Fuck political correctness!

Estándar

Las discusiones twitteras, en facebook o en blogs me ha enseñado mucho sobre la naturaleza humana pero aún así sigo cayendo en el tremendo error de entrar a trapo en ellas. A continuación me gustaría compartir con vosotros unas primeras sensaciones tras varias discusiones sobre diferentes temas en la red.

Muchos españoles no saben leer. Es un hecho. A ver que se me entienda, saben unir letras y recitar palabras y frases, párrafos incluso, pero me refiero a que no saben leer. Vamos a que el hecho de unir estas letras en palabras y estas palabras en frases les consume demasiada energía como para después entender qué narices han leído. Y esto es un gran problema. Nos llevamos las manos a la cabeza cuando leemos la posición de España en compresión lectora en el informe Pisa… y con razón.

También pasa que mucha gente en principio pueda entender lo que leen porque estúpidos no son (en general, hay alguno que debería hacérselo mirar) pero que como no concuerdan con sus ideas, y sobre todo con sus temores, preconcebidos, no quieren esperar hasta el final de la argumentación. Después dirán que no has dado argumentos, aunque realmente desconectaron en el primero.

Yo soy una persona bastante vehemente, lo reconozco, pero en mi favor diré que cuando no tengo ni idea de algo soy muy de preguntar y sobre todo muy fan de Wikipedia y de Google Scholar (deformación profesional). He cambiado muchísimas veces de opinión tras una discusión y no tengo ninguna vergüenza en reconocerlo. Pero claro, cuando llevas 3 horas dando argumentos y por la otra parte siempre se repite lo mismo una y otra vez, y otra vez, y vuelta la burra al trigo, y ale lo mismo de nuevo… acabas desesperada y con ganas de matar ¿o no?.

Otra caracterísica muy de discusiones twitteras, de facebook y de bar es llevar tus argumentos al extremo.

Ejemplo:

-” La valla de Melilla vulnera los derechos humanos, deberían eliminarla.

– Tú lo que quieres es que entren los moros y que acabemos todos musulmanes” (lo leí alguna vez por ahí y casi me da un síncope, obviamente es un caso muy extremo).

En otros casos la discusión transcurre en dos universo paralelos:

Hoy

– “Creo que el perro debería ser aislado, controlado y si está sano, liberado. 

– Para que vaya por ahí dispersando el virus por todo el mundo”. (¿donde vas? traigo peras)

Lo dicho que tras varias horas de discutir con una pared, en un acto de desesperación, ya te dices Fuck political correctness!! y vas y sueltas: “¿entiendes lo que digo?¿has leído los artículos que te envié?¿los has entendido?¿tienes algún problema de comprensión lectora?” y ya la gente se cabrea. Entendería que se enfadaran si realmente los hubieran leído y entendido y me replicaran cosas con sentido, pero cuando obviamente se han pasado lo que dices por ahí pues enerva. Sé que os ha pasado y me entendéis ¿a qué sí?. Yo cada vez que suelto cuatro palabras me tomo mi tiempo para explicarme claramente, me preocupo de que esté diciendo algo correcto, me mantengo abierta a preguntas, a contra-argumentos, releo para no tener faltas de ortografía, incluso si estoy en un teclado inglés me molesto en cambiar al español para que no haya lugar a dudas y la gente no piense que no sé escribir… y todo esto ¿para qué? para que después el primero de turno no se moleste en leer (y entender) lo que escribo y me repita la misma sandez una y otra vez. Y encima hasta me recriminan que les insulto y que no soy muy lista. Pues igual no soy muy lista, como me respondió alguna no voy a ganar el premio Nobel, pero al menos leo lo que me escriben, a pesar de la gramática, de la ortografía y del contenido del mensaje.

Duty Calls

Pero entonces llega un momento mágico en el que el que lleva todo el tiempo llevándote la contraria, diciéndo lo mismo una y otra vez, de repente va y te suelta lo que llevas repitiendole 3 horas hasta la desesperación. Ese momento es mágico pero preocupante a la vez porque nunca quedará claro si es que lo convenciste realmente con argumentos razonados, si eres idiota y no te enteras de nada, si es que el tipo se explicó desde el principio como el culo, si fuiste tú la que te explicaste peor que el culo, o si simplemente el tipo no entendió nada y asimiló lo que dices sin ni siquiera pararse a pensar.

Sé que a veces me paso de vehemente y a algunos, los que me conocen poco, les puedo parecer extremista e intransigente pero realmente es muuuuuy fácil callarme, sólo necesito un buen argumento.

Mi conclusión es que discutir en internet es absurdo, como me dice el vikingo “remember that there is an infinite amount of tards on the internet” y tiene toda la razón (aunque después él entra al trapo como el que más).

Un beso corazones.

Anuncios

Acerca de abigailcalzadadiaz

Licenciada en Geología, siempre he sido una gran entusiasta de la exploración espacial. Esta afición me ha llevado a ser Punto Nacional de Contacto para España en Space Generation Advisory Council. También he realizado el SSP'11 y el Máster en Ciencias Espaciales de la Universidad Internacional del Espacio. Pero también disfruto con los pies en la tierra, en contacto con la naturaleza, cocinando o tomando una cerveza fresca en una terraza en verano.

»

  1. Jajaja lo del perro lo leíste en mi blog, ¿verdad?
    Vaya exageración, yo alucino en colores.
    Por suerte está súper Irenota, el médico en casa, para disipar entuertos.

    21+3

    PS: Te tengo que contar una cosa que vas mexate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s