Ada Lovelace

Estándar

Lo que al principio era sólo una recomendación que yo dejaba aparcada en algún lugar oscuro de mi cerebro se ha convertido en una imposición más que recomendable, obligada. Junto con Envi, Photoshop, Illustrator etc etc ahora tengo que aprender un lenguaje de programación. Y como una no es una gran aficionada a la informática empecé a indagar qué era, para qué servía y un poco de historia. ¿Y que os parece? Me encontré con la interesantísima historia de una mujer del S.XIX cuyo padre además es alguien seguramente conocido por todos vosotros.

Ada Lovelace nació Augusta Ada Byron en Londres en Diciembre de 1815. Nació fruto del breve matrimonio entre Anna Isabelle Milbanke , Baronesa de Wentworth y el poeta romántico Lord Byron. Apenas un mes del nacimiento de Ada, su madre pidió el divorcio del poeta debido al extraño comportamiento, modales y forma de expresarse de su marido. Ante la sospecha de que sufriera algún tipo de desorden mental Anna y Ada se mudaron con los abuelos maternos en Leicestershire. Años después volverían a Londres.

Anna no era una madre especialmente amorosa aunque ante la sociedad intentara parecerlo. Todavía guardaba resentimiento hacia el que durante un año había sido su marido y temía que Ada hubiera heredado la pasión por la poesía de su padre a la que culpaba abiertamente de su oscuro comportamiento y sus manías. Es por ello que desde bien pequeña Ada fue instruída en ciencias y sobre todo en matemáticas y lógica. Toda inclinación por la literatura era desaprobada.  A pesar de los esfuerzos de su madre, Ada había heredado el espíritu rebelde de Byron y siempre mostró su amor por la poesía. Era además de salud endeble y enfermaba a menudo. Cuando apenas tenía 8 años sufría migrañas tan fuertes que le oscurecían la vision y con 14 años un brote de sarampión la dejó paralizada durante dos años.

Ada mantenía correspondencia con muchos nombres importantes del momento, incluyendo a Charles Dickens y a Michael Faraday entre muchos otros. En 1834 Ada ya era invitada a numerosos eventos y recepciones en la corte. Tenía aptitudes sociales, y era buena bailarina, muchos la describieron como una joven encantadora y delicada.  Tenía ciertas similitudes físicas con su padre pero, probablemente debido a la influencia de su madre, Ada se apresuraba a afirmar que no se parecían en nada y que además su padre no le gustaba. En 1835 se casaba con William King, Barón de King, conviertiéndose en baronesa. Durante este matrimonio tendría 3 hijos.

Pero su matrimonio no debía ser tan feliz  ya que a principios de los 40, Ada tuvo que lidiar con muchos escándalos. Desde rumores de infidelidades por su parte, debidos probablemente a su actitud amistosa y relajada con algunos hombres y, sobre todo, su adicción al juego. Junto con otros de sus amigos hombres intentó encontrar un modelo matemático que le permitiera ganar grandes apuestas. El método, obviamente no funció y dejó a Ada con numerosas deudas, siendo chantajeada por uno de sus amigos y, finalmente, confesandole a su marido el lío en el que se encontraba.

Uno de los amigos con los que Ada mantenía correspondencia desde muy joven era  un profesor de matemáticas en Cambrige con el que Ada escribía acerca de matemáticas, lógica  y finalmente de cualquier cosa. Charles Babbage había creado una máquina analítica que marcaría la transición de la aritmética mecanizada a la informática tal como la conocemos hoy en día, con fines más generales. La máquina utilizaba cartas perforadas para calcular funciones analíticas. Charles tuvo muchos problemas para financiar su fabricación, que realmente nunca fue terminada del todo, pero Ada Lovelace se interesó por su máquina y la promovió activamente.

En 184e, Louis Menebrea, un matemático italiano publicó en francés un estudio sobre la máquina analítica y Charles le pidió a Ada que se lo tradujera. Durante nueve meses trabajó en esta traducción a la que acompañó con numerosas anotaciones propias. A partir de sus notas, Ada sugirió a Babbage la creación de un método que permitiera a la máquina calcular los números de Bernouilli. Y lo creó. Y hubiera sido correcto si hubieran tenido el dinero para fabricar la máquina analítica. Bueno, me corrijo, la máquina finalmente muy terminada en Londres, lamentablemente en 2002.

Ada se adelantó a su época prediciendo que este tipo de máquinas serían capaces de crear música, gráficos y por su trabajo le concedió el “título” de la primera programadora de la historia.

En 1852 a la edad de 36 años un cáncer uterino posiblemente incrementado por las continuas sangrías a las que era sometida, ponía fin a la breve, pero intensa, vida de esta mujer. Fue enterrada junto a la tumba de su padre, al que nunca conoció. Tras casi un siglo cuyo legado comienza a ser realmente reconocido. Un lenguaje de programación fue llamado “Ada” por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Además desde 1998, la British Computer Society otorga una medalla con su nombre. Además desde 2008 se estableció una competición anual para mujeres estudiantes de informática.

Charles Babbage la llamaba cariñosamente, la Encantadora de Números. Os dejo con sus palabras:

“Forget this world

and all its troubles and if possible

its multitudinous Charlatans – every thing in short

but the Enchantress of Numbers.”

Un beso corazones.

 

Anuncios

»

  1. Como decía en mi anterior comentario y que no se publicó…
    La historia de esta señora me la contó una vez un profesor de informática, aunque él me contó una versión más fantasiosa;

    “Lady Ada Lovelace diseñó, junto con Babbage la primera computadora de la historia en un momento en que no podía ser construida porque no existían aún los medios técnicos. Cuando años después se pudo construir se comprobó que esos diseños eran ciertos.”

    Por lo que te he leído ella hizo de socia capitalista e intentó meter mano en lo que pudo. Lo que me fascina es el hecho de que haya un lenguaje de programación con el nombre de la hija de Lord Byron.

    • Ella estaba llena de deudas por culpa de su adicción al juego así que no puso un sólo duro. Y no no fue que intentara meter mano en todo ni mucho menos. Ese comentario me parece bastante desafortunado y que muestra claramente como la ciencia (y la informática en gran medida ) sigue siendo super machista, como pude comprobar mientras investigaba esta y muchas otras mujeres informáticas. Ella promovió la máquina y tradujo los escritos del matemático italiano. La máquina no se construyó en aquella época porque no había dinero no porque no se pudiera (aunque no sabemos realmente si hubieran podido construirla porque como te digo no tenían dinero). Ella cayó en la cuenta de cómo se podrían dar las “ordenes” a la máquina para que realizara los cálculos de los números de Bernouilli o sea una especie de “lenguaje de programación”. Como no tenían máquina pues no se pudo comprobar si el lenguaje funcionaba hasta el 2002 cuando se vio que sí que funcionaba. O sea que la máquina la diseñó y medio construyó hasta donde le dio el dinero Babbage pero el lenguaje que permitiría programarla para calcular los números de Bernoulli fue más bien cosa de ella. Seguramente si el lenguaje informático tuviera el nombre de Babbage no te sorprendería tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s