Por que no me gustan los centollos

Estándar

Primero de todo quiero pedir disculpas porque en este post no encontrareis ni una sola tilde ni una enie. Estoy escribiendo desde la oficina y el teclado es ingles y como tampoco quiero cambiar el teclado tendreis que ser pacientes a la hora de leerlo.

El proposito de esta entrada es dar a conocer las razones que tengo para no comer no solo centollos sino ningun animal que provenga del mar y sobre todo me gustaria expresar mi opinion sobre la libertad de eleccion de las personas.

Siempre que digo que no como pescado ni marisco la gente se sorprende: “con lo sano que es”, “con lo bueno que esta”, “que barata sales”, “seguro que no lo has probado”, “mas para mi” etc… yo aguanto estoicamente sus consejos y sus comentarios sobre lo que me pierdo y todo eso con una sonrisa aunque por dentro me la sopla bastante (ups, se me escapo).

No como pescado ni marisco por muchas razones: primero porque no me gusta. Esto ya responde a una de las preguntas tipicas, si lo probe y me parece insipido. Siiii lo probe con salsas y de varias maneras y nada. La segunda razon que tengo para no comer pescado es porque las espinas me ponen nerviosa. Esto tambien es extrapolable a la carne con huesitos que tampoco como. Soy una persona muy maniatica y paranoica y las espinas y huesecillos hacen que lo pase tan mal que para comer mal agusto prefiero no comerlo. La tercera razon es porque esos animales en si ya me dan repelus, vivos y muertos. Es una razon muy estupida, lo se pero es mi razon estupida. Esos bichos para mi son alienigenas, feos y aterradores (y huelen mal), no puedo comer nada que me de tan mal rollo. Ademas, hay una razon extra para mi total rechazo a comer marisco y es que me da mucho asco ver a la gente comerlo. Ver como lo chupan, lo sorben, haciendo toda clase de ruiditos, ver como lo rompen con una maza, le rompen las patas etc me parece repugnante.

Todas estas razones podrian resumirse a una sola: no como pescado ni marisco porque no me da la gana, y punto.

Eso si, no tengo ningun problema con que la gente lo coma. Me parece fenomenal y me alegro mucho cuando la gente que le gusta se homenajea con una mariscada. Ahora bien, de la misma manera que yo no tengo problema con que la gente coma o deje de comer lo que le de la gana, me gustaria que esa misma gente tuviera la misma consideracion hacia los que hemos decidido no comer algo en concreto, sea la razon que fuere y por estupida y absurda que os parezca.

Por ejemplo, a mi no se me ocurria decirle a un musulman lo que se pierde por no comer cerdo, o insistirle en que lo pruebe, o repetirle sus beneficios y su sabor hasta la muerte. Es su decision y es libre de tomarla sin que nadie la juzgue de una manera u otra. No considero que un musulman sea cerrado de mente por no comer cerdo. Eso me pondria a mi en una situacion de falsa superioridad (“que abierto de mente soy porque como cualquier cosa”) despreciando las razones y creencias de los demas. Y esto es extrapolable a otras muchas situaciones.

He tenido la fortuna de conocer a mucha gente de diferentes partes del mundo, de paises exoticos, con creencias religiosas, personales y gastronomicas muy diferentes a las mias y de todos he aprendido algo muy importante. No solo yo no poseo la verdad universal gastronomica, sino que ademas no existe ninguna verdad universal en ningun aspecto.

Asi que por favor, no intenteis “ayudar” a salvar almas insistiendo a la gente que coma una cosa o la deje de comer. Ya somos mayorcitos para comer lo que nos de la gana y por las razones que consideremos oportunas. Aceptar las razones y creencias de los demas es la verdadera tolerancia aun cuando no las compartamos (obviamente me refiero a las creencias personales que no perjudican ni interfieren negativamente en ninguna otra persona).

Un beso corazones.

P.D. El hambre en el mundo no se soluciona comiendo insectos. Que la ONU deje de decir gilipolleces y luchemos por un reparto justo e igualitario de la riqueza mundial.

Anuncios

Un comentario »

  1. Yo soy alérgica al marisco, así que salvo alguna vez que me la juego con una langosta a la plancha ó algo así, paso de probarlo, pues tampoco me apasiona. Si me lo tengo que comer me lo como, pero me es bastante indiferente.
    Y los centollos parecen arañas peludas gigantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s