Toni Cantó: El Hombre

Estándar

Cada vez que el Sr. Cantó habla, la caga. Entre lo de los derechos de los animales del otro día y lo de las denuncias de maltrato falsas me tiene contenta.

Admiro desde lo más profundo de mi ser a esa gente inconformista que no tiene miedo a ser políticamente incorrecto y que dice la verdad sin tapujos. La verdad, Toni, la verdad. No se puede ir por ahí dando por correctas las informaciones recibidas de cualquiera sin antes ser analizadas meticulosamente y contrastadas. Por lo menos un diputado no. Que lo haga yo que al fin y al cabo lo que diga no va a ningún lado y a nadie le importa, pase, pero usted…

Este señor es representante (mal que me pese) de una parte de la sociedad española que le votó y, por lo tanto, sus opiniones personales tendrán más repercusión que las palabras de cualquier otro ciudadano. Así que tiene que tener muuuuuucho cuidado. Desde el momento que entró a formar parte de la cámara de representantes (ejem) cualquier babayada que diga en Twitter, Facebook o donde sea será meticulosamente analizada y si se equivoca tendrá que cargar con las consecuencias. Sí ser político también tiene sus inconvenientes, no todo van a ser sobres.

Y aquí están las perlitas de Toni

Y se equivocó.

Y no es la primera vez que mete la pata. Empiezo a pensar que este señor no está a la altura.

Cuando leí sus tweets me dio la impresión de que llevaba mucho tiempo esperando cualquier excusa para cargar en contra de la ley de igualdad. Alguien le dijo cuatro cosas y en su ímpetu por convertirse en salvador de todos los hombres oprimidos por esta sociedad hembrista (nótese el sarcasmo) no se molestó en contrastarlo. Y tuvo que pedir disculpas, a su manera claro, porque se ve que esto de pedir disculpas sinceras no está muy de moda entre nuestros diputados. Y un ratito después siguió cargando contra la política de igualdad de este país, pa’alante ande o no ande.

Se ve que este señor es un pelín misógino. Cualquiera que conozca un poco su trayectoria personal caerá en la cuenta. Pero no voy a entrar en eso porque al fin y al cabo, misóginos o no, todos metemos la pata al menos una vez en nuestras vidas.  Pero lo de este señor es preocupante porque hace dudar de nuestra credibilidad como mujeres. Tendremos que esperar a que una mujer esté muerta para que creamos su denuncia.

Toni, ¿cómo tengo que tomarme tus palabras?

El momento en el que una mujer maltratada decide denunciar no sucede de un día para otro, como tampoco el maltrato empieza con la primera bofetada. Antes esa mujer probablemente ha sufrido insultos, vejaciones, amenazas implícitas y explícitas, soledad… Después pueden llegar (o no, que el maltrato no es sólo físico) bofetadas, puñetazos, patadas, violaciones e incluso ataques directos a su vida. Y eso es auténtico terrorismo y, diga lo que diga Toni, muchos menos hombres sentirán jamás ese terror continuo, ese estrés permanente a decir algo que pueda molestar, el sentirse una mierda. Cuando una mujer es maltratada cualquier gilipollez es un problemón, cualquier pijada sin mayor trascendencia para la mayor parte de los mortales puede tenerla noches en vela, temblando de miedo. Así que imagina lo que supone decidirse a denunciar. Para que después venga un gilipollas y diga que eres una mentirosa.

Supongo que como dice hay denuncias falsas, también al parecer sólo el 10% de las mujeres maltratadas denuncian así que las gallinas que entran por las que salen. En este caso entran más mujeres maltratadas que mentirosas salen y el número de denuncias falsas queda notablemente minimizado.

Sea como fuere, la estadística es un arte muy complejo y aunque las cifras no mienten, los mentirosos también usan cifras. En este caso mienten hasta en eso, si al menos usaran las cifras correctas igual colaba…

Un beso corazones.

Anuncios

Acerca de abigailcalzadadiaz

Licenciada en Geología, siempre he sido una gran entusiasta de la exploración espacial. Esta afición me ha llevado a ser Punto Nacional de Contacto para España en Space Generation Advisory Council. También he realizado el SSP'11 y el Máster en Ciencias Espaciales de la Universidad Internacional del Espacio. Pero también disfruto con los pies en la tierra, en contacto con la naturaleza, cocinando o tomando una cerveza fresca en una terraza en verano.

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s